martes, 15 de abril de 2008

Britney Spears - Blackout (2007)

Una de las cosas que más me gustan es un disco ultracomercial de una megaestrella que enganche rápido, en el que te gustan todas las canciones y que suene diferente. Con mucha suerte hay uno al año, Music de Madonna en 2001, Fever de Kylie Minogue en 2002 o Future Sex / Love Sounds de Justin Timberlake en 2006 son ejemplos de discos con los que estas estrellas dieron en la diana con discos pop sobresalientes. La sorpresa del 2007 ha sido una Britney Spears por la que nadie daba un duro y que no se sabe en que momento, entre que fiesta y que centro de desintoxicación, grabó y (se presume) colaboró importantemente en Blackout, el disco con el que ha intentado salir de ese pozo negro al que hace referencia el título.
Conocemos la vida de Britney minuto a minuto desde que tiene 17 años, y visto lo visto no es nada extraño que con 26 años y estando más perdida que Tamara Falcó comprando ropa en los antiguos almacenes SEPU, haya decidido hacer lo que cualquier veinteañero en su situación haría... darse al alcohol, las drogas, las amistades peligrosas y la fiesta desenfrenada. La ex Princesa del Pop se divierte y hace lo que le da la gana, ya no es ningún ejemplo para la sociedad (¿alguna vez lo fue?) y ha pasado a ser una especie de musa neopunk autodestructiva que bien podría ser la profeta del fin del mundo que espero ansioso. Bienvenida sea esta nueva Britney desquiciada, tan cercana y humana que ahora se dedica a cantar que está salidisima, con ganas de montarla y hasta los ovarios de que hablen de ella.
Pasados sus dos primeros discos de chicle pop noventero producidos por Max Martin, la carrera de Britney ha ido dando pasos de gigante single a single. El comienzo seria ese I´m Slave for U con el que presentó su tercer disco en 2001, calenturiento y sudoroso como pocos es un clásico funky desde entonces, luego llegarían Boys, el duo con Madonna Me Against the Music o la joya de la corona Toxic (2005) un merecidisimo megahit mundial. No obstante, sus discos seguían conteniendo 4 temas muy buenos, 4 pasables y otros 4 infumables de media asi que tras tres años sin lanzar material y con el estado mental tan perturbado, de Blackout (2007) se esperaba que fuera el Apocalipsis Spears. Pues no, resulta que ha hecho un disco pop bastante brillante que suena como van a sonar los discos comerciales durante los proximos años, una producción impecable, novedosa y llena de sorpresas que aunque a veces hace que la voz de Britney parezca la de una marciana con sobredosis de helio esta a kilometros de trabajos anteriores. A Britney aún no le ha llegado la hora de pasar a las crónicas negras de la música y encima hay rumores de gira proximamente, Britney Spears al Summercase, al FIB o al ViñaRock ya mismo por favor!
DESCARGAR AQUÍ: 1. Gimme More 4:11 2. Piece Of Me 3:32 3. Radar 3:49 4. Break The Ice 3:16 5. Heaven On Earth 4:52 6. Get Naked (I Got A Plan) 4:45 7. Freakshow 2:55 8. Toy Soldier 3:21 9. Hot As Ice 3:16 10. Ooh Ooh Baby 3:28 11. Perfect Lover 3:02 12. Why Should I Be Sad 3:10

3 comentarios:

Gato dijo...

Un amigo me pasó el otro día la entrada del fotolog de los Bullocks y verdades sobre Sandra y hoy la quería releer, pero no recordaba tu nick, así que busqué en Google y llegué aquí. Me encantó :D
Él y yo ya habíamos comentado bastantes cosas un montón de veces (caídas, nuez, ir hecha un adefesio...) y nos partimos de risa con cosas en las que no habíamos caído aún pero tú sí. Y ahora voy y me encuentro con una entrada sobre uno de mis discos favoritos del años pasado. Veo que tengo para rato con tu blog.

Mer dijo...

Me tengo que descargar el disco pero ya! ahora q tengo internet en casa es mucho más fácil :)
Por cierto, tienes un admirador amigo mío al que le gustan mucho tus críticas cinematográficas y musicales, él escribe en "http://leemelotravezsam.blogspot.com/"
Besitos... ¿cómo ha ido el fin de semana?

la couturière dijo...

Me hecho fan de Britt!Hay que apoyarla ahora que nadie la quiere. No entiendo muy bien porque cuando era ultrafacha,seguidora de Bush y virgen gustaba tanto.

A ver si tengo tiempo y nos tomamos unos vinitos blancos al sol. UN BESO FUERTE