martes, 26 de enero de 2010

PARA, PARA... ¡NO TE DISPARES!

Parece ser que el sábado Mari Tere Campos se cascó un especial sobre “La Revista” en España digno de pasar a los anales del mundo catódico. Nadie de esas personas que osan llamarse mis amigos se digno a avisarme para que volara hacia casa a encender la caja lista. Un drama que no sé cuándo podré superar. La profesional que dicta lo que realmente inTeresa comentó videos de Norma Duval, Bárbara Rave y otras chicas del montón. Entre las ilustres invitadas para amenizar el show Jenny Yada (de profesión “ex amiga de Norma”) y las hermanas Valverde. ¿Alguien puede decirme si la periodista mejor amiga de Celia Villalobos fue tan osada como para ponerle este video a las Kylie y Danii Minogue patrias?




Una generación de niños completamente tarada que algún día acabará con el mundo por puro aburrimiento, se inició en todo-lo-que-verdaderamente-es-necesario-en-la-vida gracias la época dorada de Telecinco (Tú Cadena Amiga). En Aquellos-Maravillosos-Años previos al cataclismo económico del 93 y mientras una sequia nos dejaba sin agua en el lavabo la cadena de Fuencarral hizo historia televisiva, estableciendo los cimientos de la televisión moderna. Unos pilares sobre los que se sustenta la catedral neobarroca churrigueresca en plena evolución que ahora es la cadena de Belén Esteban.

Retomo hacia al video, que me pierdo…

Loreto Valverde se convirtió en una de las estrellas estrelladas más reconocibles de la cadena. Mujer florero bigarda y de físico rotundo, estaba siempre de pie a la derecha del galán (de noche) de turno emitiendo sonidos infernales. Una carcajada absolutamente demencial. Un estruendo sonoro comparable en delicadeza a una mascletá valenciana o al despegue de un cohete espacial en Cabo Cañaveral. No contenta con florerear (bonito verbo acabo inventarme) a solas, introdujo sigilosa y sibilinamente a su hermana Marta en los pasillos de la cadena.

La hermana mayor, no dotada para hacer callar a una orquesta con su risa como su hermana y sin habilidades destacables para el canto, el baile o el modelaje luchaba por sobrevivir como Carla Duval pero más dignamente. La Valverde mayor trabajaba con grandes como Mariano Ozores mientras que la chiquiValverde solo se reía y ganaba el doble al mes. Un drama entre hermanas que podría haber acabado en la versión patria de ¿Qué Fue de Baby Jane?, pero cuyo final demuestra la firmeza de uno de los lemas de la cultura española: Patria, Iglesia y Familia.

Las Valverdes llegaron a grabar dos discos Caramelo y Angelo y según esa fuente del saber que es la wikipedia fueron finalistas del prestigioso Festival de Benidorm con la canción Enamoradas del mismo sueño (que no tengo el menor interés en escuchar). En el video que nos ocupa vemos a las hermanas presentando el tema Para, Para, no te dispares. Una oda al “mírame pero no me toques” acompañada de una coreografía espeluznante.


Las Gemelas de Sweet Valley
El video es un testimonio social de primer orden, rodado en la Marbella opulenta de principios de los 90. La Marbella de Jesús Gil y tal tal me voy llevando millones. Apreciamos multitud de embarcaciones de recreo y coches de lujo de fondo, porque en la España de 1991, el pelotazo estaba a la orden del día. Como sigue siendo un país con diferencia de clases, aparece gente limpiando el barco que clase obrera aun quedaba en Los-Felices-Años-90. Las hermanas se contonean mientras un grupo de tetonas y tetones las jalean y se lo pasan chupi guay del paraguay. No estoy seguro 100% pero me parece ver a Gunilla Von Bismarck de fondo en el 1` 18” pero mi momento favorito llega en el 2`32”, me eriza el vello, un paso perfectamente ejecutado y mejor interpretado. Por último comentar el hecho de cómo los estilismos de Marta y Loreto dejan claro que ellas más de señoras de talla alta son Señoras de talle alto, de las que gustan de marcar culo con forma de pera.


Con el culo pera al aire

2 comentarios:

オテモヤン dijo...

オナニー
逆援助
SEX
フェラチオ
ソープ
逆援助
出張ホスト
手コキ
おっぱい
フェラチオ
中出し
セックス
デリヘル
包茎
逆援
性欲

Anónimo dijo...

Impresionante el video de las Valverde. La letra, la música, el vestuario, la coreografía... todo es peor imposible. Escalofriante.
Paco